Acupuntura para la constipación senil

Por HE SHUHUAI y LI MINGXIA

 

La constipación, una enfermedad muy frecuente entre los ancianos, tiene mucho que ver con el decaimiento de las funciones fisiológicas y el consumo excesivo de comidas picantes y alimentos ricos en grasa y azúcar.

 

Aunque no es una dolencia grave ni peligrosa, por lo que mucha gente no le presta demasiada atención, una constipación prolongada entraña un serio perjuicio para el cuerpo humano. En primer lugar,  afecta al sistema digestivo hasta tal punto que el paciente sufre molestias estomacales, flatulencia, pérdida del apetito y ganas de eructar, todo lo cual produce desasosiego y pesadillas.

 

La constipación es también una de las causas del cáncer de colon y, sobre todo, del cáncer de recto, ya que los excrementos se mueven con lentitud por dicha parte del intestino grueso y absorben demasiados elementos tóxicos; por lo tanto, la membrana intestinal se mantiene en contacto con dichos elementos durante más tiempo provocando la constipación.

 

Los hipertensos y las personas que han sufrido ataques cardiocoronarios son quienes más riesgos corren al padecer constipación. Los esfuerzos excesivos que deben realizar para expeler las heces conduce en muchas ocasiones a enfermedades cerebrales y cardiocoronarias, así como a anginas de pecho, no siendo infrecuente que los afectados fallezcan durante la defecación. Al hablar de enfermedades cerebrovasculares nos referimos sobre todo a la apoplejía y la hemiplejía, enfermedades ambas de difícil curación. De todo ello se desprende que la constipación acarrea perjuicios que van mucho más allá de la simple dificultad de excretar. Por consiguiente, debería prestarse mayor atención a su prevención y tratamiento.

 

En la actualidad se están llevando a cabo numerosos estudios para descubrir formas de prevenirla, sea por medio de medicamentos, sea mediante el qigong (ejercicios físicos terapéuticos tradicionales).

 

A continuación les presentamos dos formas más sencillas y fáciles: la acupuntura y la moxibustión.

1. La acupuntura se aplica en los puntos clave tianshu (fig.1) y zusanli (fig.2) de ambos lados, y al punto clave fujie (fig.1).

 

Este tratamiento consiste en escoger agujas de entre 1,5 y 2cun (1 cun equivale a 3 cm.), insertarlas a una profundidad de entre 0,8 y 1,2 cun, y darles vueltas hasta que el paciente sienta calambres, tumefacción, pesadez e incluso un fuerte hormigueo en las partes afectadas. Las agujas deben permanecer clavadas entre 20 y 30 minutos, período durante el cual se hacen girar cada cinco minutos, con lo que a cada una se le dan 50 vueltas. Al sacar las agujas, se aconseja presionar los mencionados puntos clave con una bolita de algodón.

 

Este tratamiento acupuntural, que se aplica una vez al día, tiene efectos tanto preventivos como terapéuticos.

 

Si la constipación es tan grave que el paciente sólo puede defecar cada cuatro o cinco días, se recomienda estimular además el punto clave qüchi (fig.3) del mismo modo que los tres puntos clave citados.

En el caso de que los excrementos, a pesar de haberlos expelido con grandes dificultades, tengan escasa consistencia, pueden estimularse adicionalmente los puntos clave qihai(fig.1) odachangshu(fig.4). Este último se halla en la cintura, 1,5 cunhacia fuera del borde inferior de la cuarta vértebra lumbar, a la altura del borde superior de la cresta ilíaca.

 

También puede recurrirse a la moxibustión; es decir, encender uno de los extremos de un rollo de artemisa, colocarlo a un cun del punto clave y mantenerlo allí unos diez minutos. No está de más advertir que, una vez encendido, el rollo de artemisa se extingue con cierta dificultad, por lo que se recomienda apagarlo a tiempo.

 

2. Acupuntura digital

 

Este tratamiento consiste en presionar con el pulgar o el medio los puntos clave y aumentar la presión progresivamente; a veces se colocan los dedos sobre los puntos clave y se hacen girar para aplicar masajes circulares.

 

En la mayoría de los casos, la presión y el giro se aplican en los puntos clave citados más arriba, a los que pueden añadírseles el daheng(fig.1), el zhongwan(fig.1) y el guanyuan(fig.1). Este tratamiento se efectúa dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, durante cinco minutos.

 

3. Masajes abdominales

 

Este tratamiento consiste en colocar la palma de una mano sobre el abdomen, con el pulgar separado de los demás dedos, y colocar la otra encima, para a continuación mover suavemente las manos en torno al ombligo en el sentido de las manecillas del reloj. Estos masajes, que se prolongan entre cinco y diez minutos, se hacen una o dos veces al día (por la mañana y/o por la noche).

 

4. Auriculopuntura

 

Este tratamiento consiste en estimular con los dedos o agujas los puntos clave situados en las orejas. El método más usual es el de fijar bolitas imantadas, semillas de saponaria (Vaccaria segetalis) o semillas de verduras en los puntos clave con ayuda de esparadrapo y presionarlos cuatro o cinco veces al día entre cinco y diez minutos; se los cambia a los tres o cinco días, quitándoselos el día anterior.

 

Los puntos clave  dachang  y  zhichangxiaduan  (fig.5) son también recomendables para la prevención y el tratamiento auriculopuntural y acupuntural de la constipación. Se toman agujas de los números 30 o 32, cuya longitud oscila entre 0,5 y 1  cun , se introducen a una profundidad no superior a 0,1  cun  y se mantienen insertadas entre 10 y 20 minutos. Es necesario proceder a desinfectar las agujas y las orejas cuidadosamente.

 

También pueden utilizarse el pulgar y el índice o el medio para presionar los puntos clave hasta que el paciente experimente cierto calor en la parte tratada. Este tratamiento de acupuntura digital se aplica dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche.

 

De todas formas, es muy recomendable que los pacientes hagan ejercicio, consuman más fruta y verdura, y se acostumbren a evacuar a la misma hora.

 

Fuente: China Today

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© SALUD CON MEDICINA TRADICIONAL CHINA & TERÀPIES NATURALS