Acupuntura para niños

Por HE SHUHUAI y ZHANG HONGLIN

 

EL desarrollo físico de los niños tiene unas características muy peculiares, las cuales son tanto más notorias cuanto menor es su edad. La primera es el crecimiento rápido. Algunas investigaciones han demostrado que en los primeros seis meses un bebé aumenta 600 gramos al mes y crece 25 cm el primer año. La segunda característica está relacionada con la falta de "energía" y la deficiencia de "sangre", y con el desarrollo incompleto de los órganos internos, especialmente el bazo, los pulmones y los riñones.


Es por ello que los niños tienen pocas defensas para resistir las enfermedades y carecen del control térmico que permite la adaptación al medio ambiente; además, son incapaces de administrarse por sí solos la cantidad de alimentos que necesitan. En la mayoría de los casos, la falta de cuidados produce enfermedades. La acupuntura ayuda a fortalecer la salud de los niños sin dejar secuelas.

 

Bazo y estómago

 

La medicina tradicional china considera que el bazo está comunicado con el estómago por medio de los jingluo (canales y colaterales). Los alimentos entran por la boca, pasan al estómago y se digieren en éste y en el bazo; estos dos órganos transmiten las sustancias nutritivas a todo el cuerpo, de ahí su importancia.


Sin embargo, se presentan algunas contradicciones en los niños, ya que si bien necesitan muchas sustancias nutritivas, su estómago y su bazo están poco desarrollados. Por lo tanto, los padres deben conocer algunas reglas básicas sobre la alimentación infantil; por ejemplo, no deben fijarse únicamente en el valor nutritivo de los alimentos; tampoco deben darles de comer de todo a la ligera ni darles sólo un tipo de alimentos. De lo contrario, los niños rechazarán la comida, lo que provoca dispepsia y perjudica al bazo y al estómago.

 

A la larga, el rechazo de la comida conduce al "gan", enfermedad crónica cuyos síntomas son la "flaqueza y la flacidez muscular", la pérdida del lustre cutáneo, alopecia, falta de apetito, preferencia por alimentos raros y ventosidades estomacales. Además, algunos enfermos son víctimas del abatimiento, la impaciencia, el sudor nocturno, pesadillas, crujir de muelas en el sueño y succión de dedos.
Esta enfermedad se cura con la acupuntura y elnieji, combinación que reactiva las funciones del bazo y el estómago.


La acupuntura consiste en insertar una aguja en el punto clave zusanli(Fig. 1 ). El método terapéutico nieji consiste, como se dice en chino, en "tirar del lomo del enfermo". El método es el siguiente: el niño se acuesta boca abajo, el médico tiene las manos a medio cerrar, con los dedos índices en la columna (Fig. 2) y los pulgares hacia adelante, y comienza a friccionar la espalda; los dedos concentran la fuerza para estirar la carne, los índices para adelante y los pulgares para atrás, de modo que las los manos marchan hacia adelante, desde el sacro hasta el punto clave dazhui. La acción se repite cinco veces; pero a partir de la tercera es necesario tirar de la piel cada tres apretones. Todos los días se debe hacer una de estas sesiones. Cada seis días constituyen una sección, debiéndose intercalar un día de descanso entre sección y sección.
Después de insertar las agujas en el punto clave sifeng (Fig. 3), ubicado en las articulaciones de todos los dedos excepto del pulgar, se aprieta para que salga una especie de líquido entre amarillo y blanco; las agujas, algo gruesas, se insertan una vez al día hasta que se acabe el líquido. Esta forma acupuntural sirve para mejorar las funciones gastrointestinales.

Pulmones

 

Los pulmones se comunican con el exterior a través de la respiración. Dado que a los bebés les cuesta adaptarse a los cambios climáticos del invierno y la primavera, suelen coger resfriados y fiebre. 


La medicina tradicional entiende que los pulmones están estrechamente relacionados con la piel, primer combatiente de lo "pernicioso externo"; y, si funcionan normalmente, los pulmones tonifican la piel y la capacitan para resistir los ataques externos; de otro modo, los agentes patógenos exógenos penetran en el cuerpo provocando congestión nasal y tos. Chao Yuanfnag, médico de la dinastía Sui (589-618), proponía a las madres que sacaran a sus bebés fuera de casa para que les diera el sol y estuviera en contacto con el aire.


El estímulo del punto clave zusanli por medio tanto de la acupuntura como de la moxibustión previene el catarro. En cierta ocasión, 818 habitantes de una zona afectada por una epidemia recibieron tratamiento acupuntural (una inserción en el punto clave zusanli), gracias a lo cual quedaron inmunizados. Los análisis de laboratorio demuestran que la inserción de agujas en dicho punto contribuye al incremento de leucocitos en la sangre.


La fiebre pertinaz, que suele provocar desmayos e ir acompañada de vómitos, letargo, náuseas y movimientos inconscientes de la cabeza (síntomas difíciles de descubrir porque se presentan en muy poco tiempo), también puede tratarse con la acupuntura. Por ejemplo, un bebé de dos años que tenía 39,8º C de fiebre mejoró después de estimularme mediante la acupuntura los puntos clave renzhongy hegu (Fig. 4), shixuan (sangrando las puntas de los dedos) y dazhui (Fig. 5). Las agujas deben permanecer clavadas durante 30 minutos y manipularse cada diez minutos. Es necesario advertir que si la situación de los bebés empeora, habrá que llevarlos al hospital para un tratamiento de urgencia.

 

Riñones

 

Los riñones constituyen la base o fuerza motriz del desarrollo físico del ser humano. Si los riñones están sanos, el desarrollo físico será normal, los sentidos de la vista y el oído funcionarán bien y la energía será la necesaria. La medicina tradicional cree que los puntos clave guanyuan, mingmen, shenyu, zhishi (Fig. 6) y zusanli tonifican los riñones y estimulan la secreción renal, hecho que agranda el tamaño de las células y aumenta el peso de las glándulas renales.
La suficiencia de la energía renal garantiza la formación y evacuación normal de la orina, mientras que su falta produce enuresis. De ahí que sea posible saber mediante los análisis de orina si los riñones funcionan normalmente.


La enuresis, manifestación de la insuficiencia de energía renal, se considera anormal si se da en niños mayores de cinco años. La enuresis puede curarse con la acupuntura estimulando los puntos clave guanyuan (Fig. 7), shenyu, mingmen, sanyinjiao (Fig. 8), zusanli, baihui y otro; el tratamiento se realiza antes de acostarse y se combina con la moxibustión, que se aplica por espacio de 3 a 5 minutos.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© SALUD CON MEDICINA TRADICIONAL CHINA & TERÀPIES NATURALS