Cáncer y Medicina China

Tratamiento de acupuntura y fitoterapia china para combatir los efectos nocivos derivados de la quimioterapia y radioterapia en oncología

 

El cáncer es un conjunto de enfermedades en las que hay células anormales que se multiplican sin control y pueden invadir los tejidos cercanos. Las células de cáncer también se pueden diseminar hasta otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo y el sistema linfático. La cirugía, quimioterapia y radioterapia son los métodos principales dentro de la medicina occidental actual para combatir el cáncer, pero debido a su inespecificidad dañan las células y tejidos normales al tiempo que matan a las cancerígenas, provocando una serie de efectos secundarios como medulodepresión, digestotoxicidad, hepatotoxicidad, nefrotoxicidad o cardiotoxicidad, etc., los cuales pueden obligar a la interrupción de dichos tratamientos, mermando por tanto la eficacia terapéutica e incluso conducen al fracaso, de allí la importancia de encontrar métodos efectivos para reducir los efectos nocivos procedentes de los tratamientos anticancerígenos en la medicina moderna. En este terreno, la acupuntura y la fitoterapia tradicional china ha demostrado gran capacidad para reducir las reacciones adversas generales por la radioterapia y quimioterapia, tanto a nivel gastrointestinal como en medulodepresión, etc...

 

Fundamentos teóricos según la acupuntura y la fitoterapia china

 

Según la medicina china, el cáncer se debe a múltiples factores tanto internos como externos: emocional, genético, enfermedades crónicas, climáticos, sustancias nocivas, etc., cuya influencia altera el Qi, la sangre y los meridianos, con el resultado último de la formación de los tumores, una de las definiciones más descriptivas, aparecida en “Medicina Interna de la medicina china – Cáncer”, dice: “a base de una defensa deficiente y el trastorno de Qi, sangre, Yin e Yang de los órganos, la penetración de factores patógenos externos, junto a estasis sanguínea, bloqueo de Qi y Tan, fomentan la formación de tumores”. El cáncer procede de alteraciones producidas a nivel de tejidos del organismo, no la afección bacteriana ni vírica. El trastorno del equilibrio interno del propio organismo es fundamental para la evolución patológica en la oncología, es decir, el desequilibrio de la relación Yin-Yang es directamente responsable de las enfermedades, incluyendo al cáncer. Es por lo que resulta indispensable para el porvenir de la enfermedad, el restaurar dicho equilibrio, además de atacar frontalmente a las células cancerosas, debe prescindirse el enfoque terapéutico tradicional, cuyo defecto radica en centrarse sólo en eliminar el cáncer desentendiendo del elemento “humano”, se debe fomentar el principio de obtener el mayor y más duradero resultado a menor precio. Tanto la acupuntura como la fitoterapia china son terapéuticas naturistas, apenas suponen daños lesivos ni efectos nocivos o secundarios, y la restauración del equilibrio Yin-Yang, potenciación de defensa y eliminación de patógenos, son pilares para el tratamiento del cáncer.

 

Las ventajas de la acupuntura y la fitoterapia china en el tratamiento del cáncer

 

A). Evitan eficazmente la aparición del cáncer:

A pesar de que la medicina china no se especializa en el tratamiento del cáncer “visible”, sí ofrece amplias soluciones para prevenir la formación de los tumores, evitar recaídas tras la curación del cáncer, así como sostener una convivencia pacífica con tumores existentes. Una de las características fundamentales de la medicina china es su visión global del cuerpo humano, y la clave de los tratamientos anticancerosos es la regulación de Yin y Yang. La evolución del cáncer suele ser larga, desde que los agentes carcinógenos intervienen en el metabolismo, se produce la activación, daño del ADN, reparación y entra en la fase precancerosa. Desde la hiperplasia atípica de las células precancerosas, al carcinoma in situ, hasta convertirse en carcinoma progresivo con capacidad infiltrante o metastásica. Esta levolución ofrece por tanto un margen considerable para la prevención y tratamiento, especialmente en el sentido de invertir la tendencia evolutiva antes de la formación física de los tumores, la medicina china es totalmente capaz de lograrlo.


B). Buen complemento para la medicina occidental:

Aumentar el éxito de las intervenciones quirúrgicas, reducir las complicaciones y enfermedades secundarias, reducir la toxicidad de la quimioterapia y radioterapia, a la vez que aumentar su eficacia, mejorar el funcionamiento orgánico general, regular la inmunidad. La aplicación de fitoterapia china serviría para evitar las recaídas, la metástasis y estabilizar los resultados, una vez remitida la enfermedad tras la intervención quirúrgica, quimioterapia o radioterapia.


C). Poder curativo directo:



En algunos casos de difícil solución para el tiempo actual, como son cáncer de hígado, páncreas, conducto biliar o tumor cerebral, así como otros en fase media-final tras la recaída o metástasis, con la acupuntura y fitoterapia china bien formuladas, pueden lograrse resultados inesperados, mediante la potenciación de la inmunidad e incitación a la diferenciación y muerte de las células cancerígenas. En resumida cuenta, la medicina china juega un papel importante en la reducción de la incidencia y mortalidad por el cáncer, y muestra evidentes ventajas en reducir los efectos secundarios y tóxicos por la quimioterapia y radioterapia.



FUENTE: ESCUELA SUPERIOR DE MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© SALUD CON MEDICINA TRADICIONAL CHINA & TERÀPIES NATURALS